Header Ads

test

ATYRA


Atyrá es una antigua ciudad de nuestro país, ubicada a 61 km de la ciudad de Asunción. Ubicada sobre la cordillera de Altos, forma parte del departamento de Cordillera. Atyrá sorprende a los visitantes por sus maravillosas esculturas presentes en toda la ciudad, que da cuenta del talento y la fe de sus artesanos.

Los visitantes de esta ciudad pueden disfrutar de un descanso muy placentero en el Complejo Ecológico y Bio Spa llamado “Casa del Monte”, equipado con canchas de deportivas, baños sauna, hidromasajes y programas especiales para la práctica de deportes de aventura como escalada, rappel y tirolesa, con senderos especiales para el recorrido a caballo o a pie hasta llegar a sitios como el cerro Kavaju y el chorro Carumbey que tiene una caída de agua natural de más de 8 metros.
También, la ciudad ofrece una “Casa de la cultura” que puede ser visitada para apreciar artesanías producidas por los pobladores de la ciudad. El Municipio de Atyrá posee una rica variedad de flora y fauna, en especial en el cerro Zanja hú.


Atyrá tiene variados arroyos que brindan las posibilidades de disfrutar de un agradable baño y practicar deportes. Un atractivo interesante resulta el Chorro Carumbey, que significa “Arroyo de Tortuga”.

Atyrá es considerada la “Ciudad más limpia del Paraguay”, la séptima más limpia de América y la octava comunidad saludable a nivel mundial, certificado por la OMS/OPS. También fue declarada “Capital Ecológica del Paraguay”, en virtud de un Decreto del Gobierno Nacional.
Este gran logro se debe a la iniciativa del Municipio que ha propiciado una cultura de cuidado ambiental y la preservación ecológica entre sus habitantes. Este esfuerzo mancomunado entre los habitantes y el municipio se puede notar en la limpieza de las calles de la ciudad.

                                                                           Rvdo. Padre Daniele Bissacco
Párroco de la Iglesia de Atyra.



Esta ciudad se destaca por su artesanía en cuero y tejidos policromados. También sus artesanos trabajan en la creación de objetos en madera. Toda esta producción artesanal se expone en una feria permanente instalada en el centro de la ciudad. 

Muchas familias trabajan el cuero, produciendo maletas, mochilas, carteras, calzados, cintos, monturas, mesas, y sillas tapizadas en varios 
colores y modelos. También realizan hermosos trabajos de repujado sobre el cuero. Esta actividad artesanal tuvo sus orígenes en la época de la colonia, en la que los franciscanos enseñaban este oficio a los indígenas.