Header Ads

test

Lavarse las manos no es un juego

SALUD. (Edición 100)

Lavarse las manos antes de manipular alimentos y después de ir al baño previene múltiples enfermedades, entre las que figuran la gripe o influenza, bronquiolitis, bronquitis, neumonías, hepatitis A, Síndrome Urémico Hemolítico e infecciones en la piel. La técnica 


Mojar las manos.comprensión de la importancia del lavado de manos con agua y jabón como un medio efectivo para prevenir padecimientos gastrointestinales, respiratorios y dermatológicos.

El lavado de manos con jabón –especialmente después de ir al baño y antes de manipular alimentos, al regresar de la calle, de jugar; es una intervención clave que salva vidas.

Niños y niñas menores de cinco años,  son los más propensos a infecciones diarreicas y respiratorias, con solo lavarse las manos con agua y  jabón pueden reducir las tasas de incidencia hasta en 50 por ciento.

Hay que incentivar en los niños y adolescentes y en todos en general la práctica de este buen hábito, que previene de enfermedades.

Las manos se contaminan fácilmente con infinidad de microorganismos, ya sea tocando objetos en la casa, la escuela o el trabajo; por el uso de transporte público, del teléfono, al acudir al baño, por el contacto con mascotas, al toser, estornudar (por eso es importante al hacerlo, utilizar un pañuelo, o bien hacerlo con el pliego del brazo); entre otras tantas formas de contaminación.

Cada uno de nuestros hogares concentra gran cantidad de microorganismos. Un niño que trae gérmenes al hogar, desde la guardería o la escuela, puede infectar a dos terceras partes de la familia. Por ejemplo, el virus de la gripe puede sobrevivir más de 48 horas en algunas superficies: teclas de luz, control remoto, tubos de teléfono y picaportes, entre otras.

El lavado de manos reduce considerablemente la transmisión de enfermedades.“El 40 por ciento de las diarreas y el 25 por ciento de las enfermedades respiratorias se podrían evitar  con el lavado de manos”,

La forma más sencilla de prevenir infecciones no es precisamente aplicarse todas las vacunas y consumir antibióticos, sino LAVARSE CORRECTAMENTE LAS MANOS.

Reduce la frecuencia de infecciones; Previene los contagios; Ayuda a controlar epidemias; ¡Previene sufrimientos  y salva vidas! Permite reducir los costos de los  tratamientos de enfermedades.