Header Ads

test

100 EDICIONES Y NUEVO GOBIERNO

Por Abog. Beatriz Morel (Edición 100)

Cuando empezamos este itinerario literario, nuestra intensión era ilustrar los buenos momentos de nuestra gente sencilla, nuestros lugares, costumbres y sueños. Emprendemos el vuelo hacia el infinito y así pudimos tener una mente panorámica y sentir el día a día y noche a noche en todos los ámbitos. Los que hace 14 años empezamos humildemente hoy da sus frutos en abundancia porque el Creador nos da la oportunidad de lanzar nuestra EDICIÓN N° 100.


La Revista DE PRIMERA MANO ha crecido gracias a la aceptación mayoritaria de los lectores y a la vez porque nos hemos involucrado en las vidas de los mismos, eternizando sus eventos, conociendo mucho más mediante las entrevistas a profesionales de todos los sectores. Somos parte de sus vidas, somos inseparables y juntos aún somos más fuertes.

Ahora bien, estamos en puerta de un nuevo gobierno y aunque seamos socialeros, no podemos negar la realidad de las cosas como son o, al menos como parecen ser. Muchas murmuraciones a cerca del gabinete estatal, lo cierto y lo concreto es que no se puede dar gusto a todos. Lo que sí esperamos es una buena gestión, menos corrupción y más progreso. Que las oficinas públicas dejen de ser un albergue de mantenidos y de chupa-sangres.

A nivel país sufrimos  la falta de trabajo es por eso que mucho van al exterior que, hoy día ya no resultan positivo. Es necesario crear las condiciones para que los inversionistas se sientan seguros de invertir en esta tierra.

Es de muy mal gusto, ver que nuestros políticos estén colgados del mejor puesto para seguir enriqueciéndose y robando al pueblo. Ya días antes los operadores de Cartes  se hacían sonrojar sacando trapitos al sol, unos se enojan y disparan contra el otro. Es una pena que tengamos políticos tan inmaduros e interesados  por sí mismos.

Como ocurre en los vecinos países, el pueblo debemos ser más fuertes para  hacer valer nuestros votos y nuestras elecciones que lo que hemos realizado libremente. Desde el presidente de la República hasta el último funcionario se debe al pueblo de donde extraen su sustento.

Por eso en esta edición especial instamos a todos a razonar libremente en lo que realmente nos conviene como pueblo soberano, no permitamos el servilismo sino el servicio transparente e idóneo.