Header Ads

test

PLANIFICACIÓN "0"

EDITORIAL/EDIC99/Beatriz/Morel/Abogada

Si todos pudiésemos elegir dónde y cómo nacer, lo haríamos  después de una profunda meditación. Creo que ninguno querríamos nacer en la pobreza, excepto uno que lo hizo hace más de 2000 años. En nuestro país más de la mitad de la población está en situación de pobreza y un porcentaje importante están en la extrema pobreza, solamente una minoría viven en la opulencia y en sus manos están la gran parte de la riqueza paraguaya. Esta última clasificación en su mayoría son autoridades actuales y lo que han ostentado el poder alguna vez.


Ninguna de las autoridades mientras pueden no desarrollan programa de progreso para el pueblo, sus trabajos se han reducido siempre a ofrecer migajas y limosnas que son meros parches. Nunca han ofrecido una solución. Quien prospera en  este país son aquellos emprendedores  que han tenido otras oportunidades en la vida.

Pero ahora nos encargamos de la mayoría pobre, proletariada y sin empleo. A esto se suma que tampoco tienen vivienda y no pueden acceder a una vida digna como tampoco alcanzan los estudios superiores. En nuestra zona tenemos una particularidad ya que estamos en la frontera y, en otros tiempos esta tierra era muy próspera, lo que ha cambiado un 90% en menos de 20 años. Los habitantes de todas las ciudades del interior del país e incluso de la capital han migrado al Alto Paraná en busca de trabajo y mejor vida con su familia. 

Pero hoy día ha cambiado mucho, Ciudad del Este ha dejado de ser la Ciudad Jardín del Paraguay y la más próspera económicamente. La ciudad tiene una superpoblación y supera su propio límite, las ventas de artículos varios han mermado, los funcionarios de negocios y galerías han sido dimitidos, pero la vida continúa para todos. Por eso ha aumentado trabajadores en la vía pública y eso molesta a los capitalistas como es obvio, le disminuyen los ingresos porque éstos colocan sus mesitas frente a los grandes negocios.

Ahora la intendencia municipal está con un plan de reordenamiento, cosa que desde un principio se debió realizar, es decir al planificar una ciudad. Lastimosamente ahora es un poco tarde a no ser que se le ofrezca una opción laboral apetecible a todas estas personas. Todos los hombres tienen su dignidad y es lo más preciado como su propia vida y el derecho al trabajo no se le puede negar a nadie.

Me pregunto, surgirá alguna vez alguna autoridad capaz de crear fuentes de trabajo no perecedero para las familias? A falta de trabajo muchos han ido al extranjero buscando mejores condiciones de vida pero en realidad con ese paso oscurecían la unión familiar.  Necesitamos de hombres y mujeres que gobiernen con amor a la patria y a su pueblo, que el sagrado derecho al trabajo, alimentación, vivienda, salud y educación  no sea exclusividad de unos pocos de la alta esfera. No queremos más privilegios, queremos igualdad para todos -no más parches-

¿Cuántas veces ya se ha reubicado a los indígenas? En esta última oportunidad unieron fuerzas varias instituciones para destinarlos su "hábitat". No sabemos dónde exactamente queda ese lugar, ya que los terratenientes han talado todos sus montes y el mismo estado lo han despojado de sus tierras, ahora no tienen nada, no saben hacer nada ni piensan hacerlo. Llegaron a acostumbrarse a vivir en hacinamiento debajo de las carpas, pasando necesidades, hambre y refugiándose en las drogas sobrevivían en la ciudad. ¿El Estado planificó esta reubicación? Si no se le da seguimiento, será un paseito más de los nativos.