Header Ads

test

SITUACIÓN POLÍTICA

Escrito por Abog. GerardoChaparro

EDITORIAL
Esperábamos que el Paraguay cambie de color motivado de esperanza y lealtad. Ahora que tenemos nuevas autoridades abogamos por un mejor porvenir para nuestro país  y, principalmente para nuestros hijos, es muy oportuno para exigir la igualdad de oportunidades para todos.


El partido tradicional del Paraguay volvió al Poder después que todos los paraguayos hemos buscado un cambio altruista en la elección anterior, pero nos dimos cuenta que, una vez más hemos fallado en nuestra votación. Ahora que el Sr. Horacio Cartes fue electo Presidente del Paraguay, aprovechemos para acompañar para que sean cumplidas las magnánimas promesas hechas a este pueblo sufrido. 

Recuerdo sus primeras palabras como presidente electo del Paraguay: “Créanme que se puede, nadie nos va a quitar el sueño de tener días mejores. No nos acostumbremos a que sea normal que nuestros jóvenes busquen trabajo en otros países, queremos que sean trabajadores en nuestro país”.

No perdamos las esperanzas, también nosotros somos protagonistas del cambio, si queremos que casi el 50 % de la población paraguaya salga de la pobreza, es oportuno erradicar la deshonestidad en los funcionarios públicos y en las mismas autoridades.  Corregir los caminos distorsionados es posible a través de las denuncias en las oficinas correspondientes acompañados de la prensa para dar mayor seguridad. Es difícil, pero con perseverancia y claridad en los conceptos, se puede lograr.

Parte de la prensa nacional y la prensa internacional tenían al Paraguay como gobernados por personas golpistas que manipularon a través del parlamento nacional el derribo de un gobierno legítimo y constitucional. Ahora se “subsanó” y se pasa a la página siguiente de nuestra historia.

Muchos están contentos con la victoria y comienzan a planificar y a soñar con un futuro mejor. Otros preparan las maletas porque entienden que volvió el mal al país. De todos modos, si no aprendemos a convivir entre paraguayos y si vamos a tener en cuenta los colores y solamente a los “correligionarios” nos estacaremos definitivamente y, el cambio o el “nuevo rumbo” no será posible.

Tenemos muchas necesidades en los diferentes ámbitos. En la educación falta capacitación obligatoria a docentes y, exigir resultados para seguir cobrando el sueldo. La formación académica es la base del crecimiento intelectual de las personas, de ahí se desprende la buena función en todos los ámbitos; sea seguridad, salud, bienestar integral de las personas. Hay mucho por hacer, para eso se debe tener las condiciones básicas para que los funcionarios y autoridades dejen de robar. Uno de los grandes desafíos del nuevo gobierno es dar el soporte que la agricultura necesita para poder continuar siendo la base del crecimiento paraguayo.

No hay dudas de que muchos de los que fueron electos democráticamente ostentan el poder para enriquecerse o para pagar todas sus cuentas por publicidades y promociones electorales, luego a seguir “recaudando”. De nosotros depende que sigamos siendo “el blanco” de sus burlas o exigir nuestros derechos.