Header Ads

test

DENGUE


PEQUEÑO DEMONIO
Por la Abog. Beatriz Morel.

Para hacer frente a este problema social y que afecta a la salud de las personas y que también ya ha cobrado varias vida, se debe a un cúmulo de inconciencia y corrupción. Por una parte, las autoridades no realizan buenos alcantarillados, arreglos de las calles, limpieza y el control estricto de las nacientes de aguas y cursos de arroyos y, por otra parte, la ciudadanía es como que ignora lo que está pasando, a pesar de que a diario se escucha en las noticias sobre la gravedad de esta enfermedad.


Debemos tener conciencia y realizar un trabajo sostenible en la limpieza de los hogares para erradicar los criadores de mosquitos y de esa forma mejorar las condiciones de toda la comunidad.

Si comenzamos a recorrer las casas, encontraremos cientos de criaderos en cada vivienda mientras los integrantes de la familia se van cayendo uno a uno. Aquí lo importante es que en cada vivienda se realice la limpieza al menos semanalmente y en conjunto entre vecinos hasta podrían limpiar los patíos baldíos para reducir en gran porcentaje los criaderos de mosquitos. Ademas. se puede solicitar el rociado a SENEPA y, así con voluntad y servicio gozar de buena salud.

Otra alternativa es que hoy día, los veterinarios tienen el servicio anexo de fumigación, desparasitación y desinsectación.

En las calles de nuestras ciudades vemos la falta de interés de la gente al mirar cómo siguen tirando botellas, bolsas de plásticos y los cauces de pequeños arroyos llenos de basura.

Esto es serio, suficiente muestra tenemos con los varios fallecimientos a causa de esta enfermedad que no respeta edades ni clases sociales.