Header Ads

test

SOCIEDAD INMUNODEPRIMIDA


Escrito por: Abog. Beatriz Morel.

Hemos sido espectadores de increíbles sucesos ocurridos en nuestro país, algunos están plenamente de acuerdo y la mayoría en completo desacuerdo, como es normal en una sociedad que va rumbo a la democracia. Pero ambos, han quedado en sus puestos arañándose unos a otros, creando páginas virtuales para ofenderse entre compatriotas, ya que todos somos iguales y estamos sufriendo la misma opresión y esclavitud ideológicas.


La supuesta soberanía ejercida en el pueblo es una utopía, los representantes sabaneros deciden lo que mejor les parece y, siempre a sus conveniencias económicas. El pueblo queda como aquellos fanáticos que acuden a la cancha de fútbol y a la salida del mismo se ofenden y llegan a actos irreparables. Así he visto en las redes sociales estas últimas semanas en nuestro querido Paraguay.

La gente interpreta a su manera la ley y la Constitución, por su parte las autoridades se aprovechan de su discrecionalidad para abusar de los derechos constitucionales, tanto de sus superiores, de sus pares y del pueblo en general. Aún sobreabunda el partidismo y el amiguismo… es un negocio vigente en esta dictadura parlamentaria enmascarada de democracia.

La sociedad consume lo que se le ofrece, en algunos casos vendiéndose al mejor postor para comer hoy y arruinar su futuro junto a toda su familia. Esta sociedad enferma  que está al borde de la terapia intensiva aún no se da cuenta que las consecuencias inmediatas de los actos y procederes  de los parlamentarios son dañinos, y aún más para los desprotegidos. Estamos en una época similar al tiempo faraónico egipcio, que hambreaba a su pueblo como en los tiempos bíblicos de la era de los sueños y, es el mismo gobierno que juró proteger a su gente, hoy está colapsando la paciencia sobrepasando los límites de la cordura. ¿Cómo el pueblo puede ejercer el poder entre tanta violencia? No hay seguridad ni respeto, todo es mafia.

Al parecer los capos del país, pretenden aislarnos de los demás vecinos haciéndonos volver a un grosero retroceso, no les basta que Paraguay sea un pequeño país sin industrias y sin fuentes de trabajo suficiente… es cierto que, tenemos muchos recursos naturales, pero si no se sabe utilizar y se va desperdiciando, no nos sirve de nada. Por eso cualquier extranjero mediocre es patrón en nuestro país, porque con lo poco que sabe siempre supera al nativo en lenguaje y agilidad mental.

Esta sociedad inmunodeprimida ya no aguantará por mucho tiempo, se le va terminando las defensas y empeorará cuando se instalen las turbias industrias poluidoras del medio ambiente que ya no tienen cabida en los países civilizados y que han empobrecido a campesinos, llevándolos a una muerte segura y prematura. Sólo llevarán ventajas los grandes empresarios (amigos de senadores y diputados) y que está a leguas del trabajador que realmente necesita de ayuda. Esto puede traer consecuencias muy dañinas a las familias: padres y jóvenes; abundante inseguridad, cero estudios académicos, sin trabajo seguro, hambre, drogadicción, prostitución del más bajo nivel (no me refiero a las fachadas de "modelo").

Amo a mi familia y tengo fe en Dios, por eso quiero un país mejor. Es oportuno recordar la enseñanza del maestro Jesús que decía: "sean HUMILDES Y PACIENTES, sólo así encontrarán alivio". Y nosotros, si seguimos con soberbia entre paraguayos, sólo nos llevará a la división y eso les conviene a los corruptos que tenemos por autoridad. Correspondamos a la unidad porque en nuestras manos está el arma, démosle su merecido en las urnas del 2013. Sólo en ése momento podremos decir PARAGUAY SOBERANO en todos los sentidos.