Header Ads

test

IZQUIERDA... DERECHA ??


Escrito por: Abog. Gerardo Chaparro.

A estas alturas de las circunstancias, qué nos puede interesar más las ideologías políticas de derecha o de izquierda?  si lo que el pueblo necesita es COMIDA por sobre todo para subsistir junto a su familia.  No se tiene una mísera idea de lo que es capaz de hacer a través de la política y dejan de hacerlo sin haberlo descubierto, dejándonos en total abandono y demostrando un desprecio a la vida de tantos conciudadanos que emigran hacia diferentes latitudes para conservar su dignidad.


familia.  No se tiene una mísera idea de lo que es capaz de hacer a través de la política y dejan de hacerlo sin haberlo descubierto, dejándonos en total abandono y demostrando un desprecio a la vida de tantos conciudadanos que emigran hacia diferentes latitudes para conservar su dignidad.

Hasta hoy hay muchas personas fanáticas por tal o cual ideología o partido político. ¿Qué han hecho de bueno ellos? Por ejemplo, la Derecha que representan los Colorados, ha dejado casi medio siglo de extrema pobreza, ignorancia, invasión de propiedades, inseguridad y sin esperanza a todo un país.

Estos últimos cuatro años tuvimos gente de Izquierda, ¿qué pasó otra vez? Prometió que terminaría la mendicidad de los niños en situación de calle, sin embargo vemos no solo niños sino a toda su familia,  indígenas drogándose y prostituyéndose en plena vía pública. No hayventajas para la generalidad , es más "me importa un bledo que sea de la ideología que sea.

Lo que realmente  necesitamos son personas idóneas, capaces de administrar con justicia el bien común y la intachable honestidad (aunque todos dicen que lo son), entonces podemos pedir  autoridades medianamente "sinceras". Los colorados pretenden nuevamente retornar al gobierno, después de un tiempo de destete y luego de haber dejado a sus pasos malversaciones, corrupciones, enriquecimientos ilícitos, etc. En la era colorada se ha repartido tierras a extranjeros y hoy lamentamos las consecuencias y hasta tienen la osadía de crear una nueva nacionalidad y de llamarse "brasiguayo".

Con los refinados discursos políticos es difícil distinguir  a la persona que "pretende ser lo que dice" del que "es como dice". A la hora de la verdad sólo defiende los intereses de la población pudiente comprometiéndose con el capitalismo. Estas últimas semanas he escuchado mucho que se decía que el poder reside en el pueblo, de que los medios de producción deben beneficiar al pueblo y no a una pequeña élite. Esto está muy lejos de suceder, pero  por lo menos esperamos que el capitalismo se humanice un poco más y no irnos rumbo a un capitalismo salvaje, lo que indudablemente nos está llevando el actual gobierno. Por si no te hayas dado cuenta, la persona ya no vale por lo que es o, por lo que sabe o, la actividad que realiza, sólo se le valora por cuánto puede consumir. 

 Y, ¿qué entendemos de ambos?
La izquierda política es un amplio espacio en el que actores afiliados a muy diversas filosofías, credos y puntos de vista, con muy diferentes grados de radicalismo, adoptan como programa la promoción del cambio, apuestan por el progreso y auspician la participación de las masas. Se identifica por el carácter avanzado de sus planteamientos, la proximidad a los enfoques humanistas, la identificación con los sectores populares, incluyendo la clase media, la tendencia a la socialización, la defensa del sector público, el pacifismo y la solidaridad.

La derecha, se trata de los sectores retrógrados, conservadores y apegados al mantenimiento del status quo, apartados de las masas y asociados a la oligarquía de la que forman parte. En nombre del mantenimiento del orden, defiende la exclusión y los privilegios de las elites reaccionarias, el liderazgo de políticos y partidos tradicionales, exclusivistas y corruptos. La derecha no vacila en acudir a estereotipos de carácter religiosos, con frecuencia invoca a Dios y aun inexistente orden divino del que forman parte la propiedad privada y todos sus privilegios. La derecha es por definición conservadora, reaccionaria y refractaria a lo popular.