Header Ads

test

GRIPE CANINA



Dr. César A. Ríos Duarte Médico veterinario - Reg. M.A.G. Nº 2225


Es una enfermedad aguda altamente contagiosa que se localiza en las vías  respiratorias. Esta ocasionada por uno o más agentes infecciosos, incluyendo Adenovirus canino, virus de Parainfluenza y Bordetella brochiseptica. Otros organismos también pueden intervenir como patógenos secundarios.


Es altamente contagiosa ya que se transmite vía aerógena a través de la tos y estornudos o por contacto directo (nariz contra nariz). Es muy común entre los perros que conviven en lugares donde hay una gran población perruna como residencias caninas, exposiciones e incluso parques urbanos.
Signos que presenta el animal enfermo

Los perros enfermos exhiben una tos seca y persistente que se exacerba por la actividad física, excitación o presión del collar sobre el cuello. También pueden presentarse carraspeos, arcadas o secreción nasal. Esa tos dura generalmente 15 días.

¿Cuál es el tratamiento?
Si tu mascota presenta una tos persistente lo primero que debe hacer es llevarlo a su veterinario para que sea atendido. Al ser una enfermedad autolimitante (se cura sola en dos semanas) pero para evitar complicaciones se indica: 

* Reposo durante un minino de siete días, sobre todo evitando la actividad física y excitación. 
* Un antitusígeno durante como mínimo siete días.
* Está contraindicado el uso de antigripales
* En los casos complicados se indican antibióticos.

¿Cómo se previene?
Esta enfermedad puede prevenirse con la aplicación de una vacuna antigripal intranasal, disponible en las veterinarias, bajo un programa de vacunación.

OBS.: Si tenemos en cuenta que nuestra mascota es muy importante en el núcleo familiar, es conveniente que además de llevar al día las vacunas de nuestros hijos hagamos lo mismo con la de nuestros perros. Ellos también se exponen al riesgo de enfermedades fácilmente prevenibles con una  vacuna.