Header Ads

test

PRESUPUESTO 2012

SI SE LLEGA A APROBAR, SE INCENDIA EL PAÍS


“Todo lo que se recaude en el año 2012 estará destinado solamente para cubrir servicios personales, esta medida lejos de beneficiar al país, perjudica a la economía, va generar menos actividad económica, menos empleo, menos inversión y con una amenaza de inflación y al mismo tiempo déficit fiscal”, fueron palabras textuales del ministro de Hacienda, Dionisio Borda.


De esta manera se estaría rompiendo un récord que el país tiene de casi ocho años consecutivos de un manejo disciplinado a nivel fiscal, con un superávit consecutivo de esos ocho años.

Estos excesos de gastos aprobados en la Cámara de Diputados en el marco de la elaboración del Presupuesto para el año próximo es una disparatada y una soga al cuello de la población paraguaya que no tiene voz. 

Esta situación genera una seria  posibilidad de registrarse una cesación de pagos a corto plazo, es decir, entre el 
2012 y 2013. Cuando el incremento se concentra en servicios personales (gastos salariales) es un incremento que no se puede manejar con el Plan Financiero, porque entra a regir a partir del 1 de enero y es irreversible.

Al parecer entramos nuevamente en la era de la dictadura por que desde la caída del mismo, no ha habido un incremento de esta naturaleza. Este Presupuesto no solamente afecta a las finanzas públicas, sino a la economía en su conjunto.

Los parlamentarios no son conscientes de la situación en que vive el pueblo paraguayo, que sufre todo tipo de privaciones y dolencias. Aunque grite, nadie le hace caso, nadie le escucha.

Estamos cansados de repetir que en nuestro país hace falta educación de calidad, cuerpo médico especializado con aparatos para satisfacer las demandas, hay desempleo, desnutrición, pobreza extrema, mendicidad, prostitución, deshonestidad, etc.
Los Diputados  son supuestamente nuestros representantes por departamento, pero ellos no administran con miran al bien común sino politizan todos los aspectos sin importarles absolutamente nada, como Maquiavelo, “el fin justifica los medios”.

En el año 2012 se estará tirando unos 1000 millones de  dólares de cuyo monto fácilmente se podría construir unas 300.000 viviendas, 25.000 escuelas y 8000 hospitales al año, sin embargo este dinero irá al salario de los funcionarios públicos. ¿Qué pasará de los que no tienen salario? Los ricos serán cada vez más ricos y los pobres más en decadencia.No se mejorará la calidad de vida con aumentos de salario, habrá más robo y delincuencia.