Header Ads

test

BASTA DE QUEMAR BASURAS

Escrito por el Abog. Gerardo Chaparro.

La inconsciencia de la gente no tiene nada que ver con la pobreza económica. En ocasiones va de la mano con la pereza y en otras de la falta de cultura cívica.  Como lanza que atraviesa el alma, así me sentí cuando vi en el noticiero un hecho lamentable que de un delito ambiental pasó a ser un crimen.


De una aparente  quema de basura surgió el descuido y terminó calcinanda una humilde vivienda, en donde esta familia tenía todo lo que pudo conseguir en años.

Está tipificada en la ley como delito ambiental y claramente la prohibición de quemar basuras, hoy día se tiene recolección de basura casi gratuita a través de las pastorales sociales y organizaciones de vecinos y, aún así se sigue cometiendo estos delitos y se seguirán cometiendo porque no existe ningún control, ni  con denuncias concretas.

Fue desgarrador escuchar a esta madre que perdía su casa y sus pertenencias, lamentando su pequeña chacra de donde proveía mandioca para alimentar a sus hijos,  sus gallinas calcinadas, sus cosas y hasta sus mascotas de predilección. 

Es humillante la costumbre tradicional de tirar basuras al patio ajeno cuando está deshabitada y  llegado fin de semana comienza el quemazón propinando a los vecinos un aire contaminado que trae como consecuencias problemas de salud en las vías respiratorias. De pobreza a extrema pobreza, de mal a peor. Otra sucia costumbre  de la gente es tirar sus basuras a la vera de los caminos menos poblados,  y conste que la Municipalidad de Ciudad del Este envía brigadas de funcionarios para limpiar las vías públicas no solamente en el centro sino también  en los barrios. 

Me pregunto si los protagonistas de ensuciar las calles con sus bolsas de basuras, no se sienten apenados o arrepentidos por su acto delictivo? ¿Es capaz una persona podrir su patio con basuras?, ¡claro que no! Lo que no quiere en su patio lo tira a la calle, muchas veces hasta cadáveres de sus mascotas… esta clase de seres humanos son irracionales, irresponsables y criminales.  La población entera se queja de la inacción del gobierno en materia de salud, seguridad, educación, etc. El gobierno no puede hacer nada cuando la población no ayuda. Igual pasa con aquel que no quiere creer: "mil razones no le convence, sin embargo al que tiene fe, mil escusas no le vacila."