Header Ads

test

PADRE: hombre que ama con el alma

Escrito por el Abog. Gerardo Chaparro.


En cada mes tenemos fechas para celebrar y, a nosotros nos toca muy profundamente este mes de junio, porque es nuestro aniversario en que cumplimos 12 años de labor ininterrumpida con la Revista de 1ª Mano. Me llena de alegría porque también es el mes del padre, una fecha muy oportuna para celebrar y lo haremos meditando profundamente.

Padre es aquel hombre que ama con el alma y, así como ama entrega su vida por ese ser pequeño e indefenso que depende totalmente de él y no acepta defraudaciones. 

Pero también hay aquellos hombres débiles y cobardes que siembran en el mundo hijos y sin medir las consecuencias, cuyos frutos está a la vista y lleva a la decadencia mundial. 

Si tan solo pudiéramos leer el pensamiento y el anhelo de un niño desde el vientre de su madre, comprenderíamos cuan grande es la misión de un padre, porque hoy ése niño necesita de nosotros pero mañana seremos nosotros quien lo necesite mucho más.

Por eso analicemos para amar, cuidar, educar y orientar a nuestros hijos, que seguramente mañana serán también padres... y no se repita la historia que está ocurriendo en nuestro propio país que, hay tantos niños abandonados a su suerte, exento de fe, de esperanza, de amor... sin techo ni comida. 

Para festejar el día del padre, pensemos en todas estas cosas y preguntémonos si estamos siendo buenos padres, si cumplimos nuestra santa misión de acompañarlos en su crecimiento integral. Hoy ellos nos necesitan.

Al observar a un anciano que no puede cruzar solo la avenida, o que no pueda tomar su propio alimento, que  ya no sepa vestirse solo o no recuerde lo que pasó a unos segundos... allí estará aquel hijo a quien lo ha cuidado en su niñez: “ése es nuestro crédito para cuando ya no seamos autosuficientes”.

Deseo que todos pasemos un feliz día del padre rodeado de nuestra familia. Honremos a nuestros padres y tendremos larga vida, esa es la promesa de Dios y escrito está en su 4º precepto. Padre no es sólo aquél que engendra sino es aquel que ama, cuida y da todo de si, para el bienestar de su hijo biológico o de corazón.