Header Ads

test

Aty guasu…

POR UN BARRIO MÁS SEGURO Y MEJOR 
A raíz de la proliferación de drogas en el barrio 23 de octubre de Ciudad del Este, que trae aparejada la inseguridad generalizada, se realizó una reunión en el Salón Parroquial con la presencia de autoridades de diferentes ámbitos así, como del a Secretaría de la niñez, Codeni, fiscalía del menor, Dinar, Policia Nacional y la inquieta comunidad.

Desde hace un tiempo atrás viene arrasando la distribución y consumo de drogas peligrosas, con esta reunión se busca encontrar un mecanismo de solución, y la solución sólo se podrá dar si la comunidad está organizada.










Una madre presenta su inquietud manifestando que la drogadicción es difícil de reprender, porque los denunciantes reciben mayor represión posterior. Hay motociclistas distribuidores casi en cada esquina, bajo la mirada cómplice de las autoridades. Esto se agrava con la ausencia de los padres en la familia y los niños y jóvenes se quedan solos en la casa. En nuestro barrio hay niños desde 10 años que se drogan. “Como madre preocupada propongo: más práctica de deporte y más lugares de recreación, porque en nuestro barrio no hay alternativa de trabajo. No esperar a que mueran nuestros niños de sobredosis, además cómo podemos hacer una denuncia segura, discreta y con garantía de vida”, dijo la Sra. Ramona.

Otro representante de la comunidad, Sr. Luciano Bareiro propone la creación de una Escuela de Artes y Oficios, porque solamente con la capacitación de niños y jóvenes podemos dar un seguimiento oportuno. Los niños y jóvenes necesitan constante motivación, para eso hace falta más escuela de fútbol, excursiones, etc. También que Policía Nacional ofrezca seguridad absoluta y transparente. Que en esta reunión salga compromisos concretos por parte de las autoridades aquí presentes.

El jefe de la Comisaría Sub Oficial Oscar Gímenez pidió también ayuda a toda la gente, ya que sólo hace un mes que está en esta comunidad, ya recibió denuncias de una madre de adolescente que no puede hacer nada con su hijo, se le fue de las manos el orden familiar por causa de las drogas. Sólo cuenta con 6 agentes y en Puesto 11 son 4 agentes. De a poco están desactivando a aquellos que aprietan en los colectivos y a los que esperan en las paradas. tienen también muchas necesidades, así como un teléfono de linea baja, más personales, patrullera que funcione siempre y otros recursos. Por su parte, el representante de la SENAD, insta a realizar las denuncias para llegar a los distribuidores porque la situación está critica en Bº 23 de octubre, Bº Kuwait y Bº Santa Ana.

Como parte de la mesa de autoridades, tomó la palabra el Dr. Eduardo, médico por parte del Ministerio Público de la niñez y la adolescencia y cuenta que hace 6 meses vienen trabajando en unidades de salud comunitaria conjuntamente con el M.P. Están formando clubes de hipertensos, clubes de madres y jóvenes. De tal forma a poder erradicar gradualmente la drogadicción. Realizaron también un censo para identificar las familias en riesgo. Abogamos a que los padres de familias ayuden a combatir este mal, que son los primeros responsables de proteger a sus hijos, resaltó.

La Abog. Mirian Cabral, directora de la CODENI, explica que en esta institución recibe las inquietudes de los padres de niños y jóvenes en estado de riego, como también de los indocumentados y los que requieren de prestación alimenticia. Siempre está a favor de la familia pero la educación primaria está en el seno familiar. La Codeni hace el trabajo de prevención. También explicó que las autoridades se mueven de acuerdo a la ley. Para que funcione y llegue hasta el fin nuestro propósito, el denunciante debe dar seguimiento a su denuncia, de lo contrario como se ha manifestado, el aprehendido será devuelto a la calle por falta de elementos incriminatorios. El servicio de la CODENI es gratuito y se encuentra en el predio de la Municipalidad de Ciudad del Este. Cuenta con profesionales en Asesoría jurídica, psicólogos y educadores.

Como representante de la Iglesia, habla el Padre Rudi Borsoi y combate las exposiciones anteriores diciendo que la gente se queja porque no hay escuela de futbol, sin embargo en el Hogar Santa Teresa se tiene uno gratuito y muy poca gente acuden, tenemos una hermosa plaza detrás del Templo y no se usa. Cuando escucho que se dice: ¿dónde están las autoridades?, me pregunto ¿dónde están los padres? El hijo no solo es hijo cuando triunfa o gana un premio, también es hijo cuando está enfermo o poseído por las drogas, y cuando llega éste triste momento, muchos padres lo echan a la calle. No existe solución mágica, se debe buscar en conjunto: padres-autoridades-comunidad. Pero los padres son responsables primero y para siempre. Lo que estamos haciendo desde la Iglesia es organizar Retiros espirituales para jóvenes y padres de familias y le damos un seguimiento semanalmente con avivamientos y prédicas espirituales. Además los padres deben dialogar constantemente con sus hijos y a la vez escucharles. Es más importante el PADRE EDUCADOR que el Padre que da la vida.


El representante de la fiscalía, asistente fiscal Osvaldo Rodríguez insiste en que los denunciantes sean responsables y dar continuidad a sus denuncias ya que en las oficinas de la fiscalía están sobrecargados de expediente y si no instan no corre nada. Cuando las autoridades no tienen resultados positivos, también se debe recurrir a la prensa.

Un representante de la comunidad, el Sr. Gerardo Chaparro manifestó lo sgte:   que a la gente humilde le es difícil dar un seguimiento a las denuncias, las de orden público, es la fiscalía quien debe llevar a delante, ellos son nuestros representantes, que la policía nacional también haga su trabajo. Ya el hecho de denunciar a una mula de la droga es difícil, aún más lo es el seguimiento.

El Padre Nilo Mármol, de la Secretaría de la Niñez y la adolescencia preguntó al auditorio si qué consumen los jóvenes, a lo que le respondieron “Crack”, “piedra” o “cocaína”. De esta manera va progresivamente en deterioro, porque 6 años atrás esto no se consumía en los barrios y por falta de prevención y capacitación nos está arrasando. Los jóvenes consumen la basura de la droga y, si no hacemos algo por ellos, el problema seguirá creciendo. La oferta de las drogas seguirá, es el niño quien debe aprender a decir “no”. Con las denuncias puede haber represión, pero eso o basta, hace falta la contención y acompañamiento y, esto depende de las instituciones y de las comunidades organizadas. Debemos fortalecer espacios educativos y recreativos. Las drogas eliminan a las personas, lo destruye y lo mata.

Una vez más, un miembro de la comunidad, el Sr. Cornelio, pidió ayuda gubernamental para crear un Centro Cultural comunitario en el Bº 23 de octubre, no en el centro de la ciudad. También solicitar más personales policiales y camionetas patrulleras en buen estado. Concretamente plantea organizar una mesa de trabajo y tener como miembro a los diferentes representantes de la comunidad: docentes, iglesia, padres de familia, autoridades, etc. Los presentes sugieren convocar una nueva reunión para organizar mejor esta mesa de trabajo.

Tras dos horas de dialogo y exposición de virtudes institucionales, los presentes se retiraron.